domingo, 9 de marzo de 2014

Croquetas



Hoy tocan croquetas, quién no ha hecho o comido croquetas, es  uno de los sabores de nuestra infancia y  tapa típica en la mayoría de bares, muy socorridas para los entrantes y eternos protagonistas de bodas y comuniones en los llamados  entrantes calientes.

La palabra croqueta viene del francés croquer, que significa crujir.
Indagando en la red me encuentro con su historia, una vez más aparece Francia, parece ser que en el siglo XIX el mayordomo del rey Louis de Bechamel, era el encacargado  de la cocina real, tal vez, uno de sus cocineros trasteando en la cocina, como haría hoy nuestros cocineros inventores de nuevos sabores, llegó a mezclar mantequilla, harina leche y sal,  consiguiendo lo que hoy conocemos como bechamel, el nombre se lo puso el jefe, como suele ocurrir. Posteriormente alguien tuvo la genial idea de cubrirlas con algún ingrediente crujiente.

En cuanto a la receta podemos seguir la de Chicote, la del Echaurren , nuestras croquetas pueden ser de ingredientes tradicionales utilizando los restos como pollo, carne de cocido,jamón  o podemos ser innovadores llegando a hacerlas de bacalao, roquefort, morcilla, farinato, e incluso hay versiones de croquetas dulces.

No importa  qué ingrediente elijamos, pero  hay una serie de trucos o pasos a seguir para conseguir unas croquetas crujientes.

Yo he elegido las de carne picada, son las que lleva haciendo mi madre toda la vida, y quedan estupendas.

INGREDIENTES

_ Cebolla.
_ 50  Aceite de oliva.
_  1/2 L de caldo de carne 
_1/2 L  de leche
_ Carne picada 1/2 kl.
_ Harina.
_ Sal.
_ Nuez moscada.
_ Queso para rallar.
_ Huevo. 
_ Pan rallado (casero).




RECETA



No utilizo unas medidas exactas, cuando preparo  las croquetas, pico la cebolla muy finamente y a fuego medio con cuidado para que no se queme la cebolla, dejo que se vaya haciendo hasta que quede transparente, a continuación voy añadiendo poco a poco la harina, y voy removiendo, es importante que no se queme, pero que tampoco quede cruda, tiene que quedar con un tono dorado, vamos añadiendo harina hasta que no admita más. Previamente habremos calentado la leche, y el caldo que iremos incorporando poco a poco  y removiendo, añadimos sal y nuez moscada rallada, una pizca.


La masa tiene que quedar ligera, pero a la vez con consistencia, echamos a una bandeja no muy alta y dejamos enfriar está mejor de un día para otro, para que no se oxide la parte de arriba le untamos con un poco de mantequilla.

Al día siguiente,  sacamos la masa de la nevera, batimos los huevos y en otro recipiente ponemos pan rallado, a mí me gusta  rallado  en casa, a parte de que aprovechas el pan sobrante, tiene más consistencia. Formamos las croquetas yo utilizo una manga pastelera y si no una bolsa de congelar metemos toda la masa cortamos la punta y formamos varias hileras de masa que después cortamos a nuestro gusto así es más rápido prepararlas,  en esta  ocasión hice bolitas y minicroquetas, untamos en pan rallado-huevo-pan rallado.







Calentamos aceite  procuramos no echar muchas croquetas para que la temperatura del aceite no baje, las vamos dorando y colocando en un plato con papel absorbente, a continuación elegimos el plato sobre el que las presentaremos, yo elegí una pizarra, quedan muy vistosas en la presentación, por último rallé un poco de queso por encima, el queso le da un gusto diferente.

Os aseguro que no quedó ni las migas.


Tú también haces croquetas, cuéntame qué ingrediente utilizas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjame tus impresiones así sabré que estas ahí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...