Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

CAKE POPS

Otra vez cake pops  es mi segunda vez y creo que estos me han salido mejor. La culpa lo tiene la maquinita que me había comprado y todavía esperaba en la despensa a ser utilizada y le llegó su día, domingo  y tarde lluviosa,  muchas cosas por hacer, pero los que somos cocinillas sabemos que son tardes estupendas para meterse en la cocina.




No sabía cómo funcionaba la máquina y después de leer las instrucciones y contrastar mi receta de cakes con  la que viene en la máquina, decidí probar con su receta, quedaron muy esponjosos.


INGREDIENTES 

_ 130 de mantequilla temperatura ambiente.
_ 125 g de azúcar
_ 125 de harina.
_ Una cucharadita de levadura en polvo.
_ 2 Cucharadas de leche
_ 2 huevos.


TRADICIONAL
Mezclamos la mantequilla y el azúcar hasta obtener una masa esponjosa. Añadimos los huevos uno a uno. Con una batidora de varillas vamos añadiendo la harina poco a poco, que habremos tamizado junto con la levadura previamente. No batir durante demasiado tiempo.
Por último añadimos la leche.

IMPORTAN…

Vajillas

Hoy vamos con algo que es muy importante, la vajilla, una buena elección, puede hacer que un plato parezca más apetecible.
Dentro de las vajillas me voy a centrar en las fuentes, platos, cuencos o todo lo que podamos utilizar para presentar nuestras recetas.
Como en la moda, también hay tendencias en las vajillas, si echamos un vistazo por las páginas web relacionadas con el hogar, se llevan los platos con flores, animales , algunas de ellos me recuerdan a  platos y fuentes que mi madre o mi suegra tiene por casa.

ZARA HOME






Cristal 





EL CORTE INGLÉS






IKEA





Esta fuente me recuerda a los platos color caramelo de Duralex de mi infancia, también los había en verde y  no nos olvidemos de  la vajilla blanca con ondas.



Croquetas

Hoy tocan croquetas, quién no ha hecho o comido croquetas, es  uno de los sabores de nuestra infancia y  tapa típica en la mayoría de bares, muy socorridas para los entrantes y eternos protagonistas de bodas y comuniones en los llamados  entrantes calientes.

La palabra croqueta viene del francés croquer, que significa crujir. Indagando en la red me encuentro con su historia, una vez más aparece Francia, parece ser que en el siglo XIX el mayordomo del rey Louis de Bechamel, era el encacargado  de la cocina real, tal vez, uno de sus cocineros trasteando en la cocina, como haría hoy nuestros cocineros inventores de nuevos sabores, llegó a mezclar mantequilla, harina leche y sal,  consiguiendo lo que hoy conocemos como bechamel, el nombre se lo puso el jefe, como suele ocurrir. Posteriormente alguien tuvo la genial idea de cubrirlas con algún ingrediente crujiente.
En cuanto a la receta podemos seguir la de Chicote, la del Echaurren , nuestras croquetas pueden ser de ingredientes tradicional…