miércoles, 9 de septiembre de 2015

VISITAR LA ALHAMBRA






Patio de los leones 

Detente en la explanada de la
 Sabika y mira a tu alrededor,
La ciudad es una dama cuyo marido
es el monte.
Está ceída por el cinturón del río,
y las flores sonríen como alhajas 
en su garganta...
La Sabika es una corona sobre la
frente de Granada
en la que querrían incrustarse los astros.
Y la Alhambra ¡Dios vele por ella!
es un rubí en lo alto de esa
corona"          
                                                                       Ibn Zamrak 
                                                                        poeta de la Alhambra









La Alhambra es un auténtico placer para los sentidos, un viaje a través del tiempo, a otra cultura a otra forma de construir y de vivir, mientras recorremos pasillos, torres y patios con el continuo pasar del agua.
Cuando la estaba visitando entendía la negación de  los Reyes Católicos a  destruir aquella maravilla, a pesar de haber sido construida, por lo que ellos llamaban infieles. Querría cerrar los ojos y y trasladarme  a aquella época y contemplar cómo era la vida en aquel palacio laberíntico. 


ANTES DE LA VISITA

Si queremos visitar la Alhambra lo primero que tenemos que hacer es sacar las entradas online o bien por teléfono os dejo el enlace aquí. Tenemos opciones de visita de mañana, de tarde, nocturna, así como diferentes precios dependiendo de las edades. 
Una vez que hemos sacado las entradas no recibimos ningún justificante ni podremos tener las entradas físicamente, ya que deberemos ir a un cajero de la Caixa en Andalucía y no en todos, para introducir nuestra tarjeta con la que hemos pagado las entradas e imprimirlas, para mi gusto, un poco rollo, en nuestros tiempos las cosas deberían ser un poco más sencillas teniendo en cuenta que el año pasado tuvo más de dos millones de visitas. Para rizar el rizo si compráis entradas de menores o con carnet joven las tenéis que ir a sacar a las taquillas de la Alhambra, entregando la tarjeta. 







Cuando sacamos nuestras entradas tenemos que decidir cuándo queremos ver los Palacios Nazaríes, si vamos en época de calor la mejor hora la primera, visitamos los Palacios y luego el resto de instalaciones.


Nosotros no encontramos a primera hora de la mañana nos dieron para la una, así que después de hacer una visita a la Catedral nos fuimos a la Alhambra, dos opciones para subir taxi o autobús. El autobús cuesta 1,90 y el taxi depende de la hora  variará de 6 a 8 euros.  Si vais a estar más tiempo es buena opción la tarjeta Granada Card.





Antes de entrar sabiendo que la visita se prolongaría nos tomamos un refresquito en el hotel America, que está detrás del Palacio de Carlos V, aunque también tenemos El Parador. Si no, llevaros algo de comer, la gente se sienta en los jardines a tomarse el bocata y las fuentes con agua fresca nos permiten rellenar nuestras imprescindibles botellas de agua.







Puertas que se abrieron para recibir alguna ilustre visita.





Techos de gran belleza 


Comenzamos en  los Palacios Nazaríes continuamos por los jardines, salimos a comer a un restaurante que está al lado de las taquillas, no muy caro tiene la carta y posibilidad de un buen plato combinado por unos 13 o 15 euros dependiendo del plato.  






Palacio de Carlos V, mandado construir para dejar su impronta.






Después de comer dimos un estupendo paseo de camino al Palacio de Carlos V, se visita rápidamente, para terminar en la Alcazaba desde podremos ver una de las vistas más increíbles del Albaicín. 
















Vista de Granada desde la Torre del Homenaje





Estando allí vimos que en la noche, había un espectáculo de Rafael Amargo "Poeta en Nueva York" como había entradas no podíamos perdernos el espectáculo en un marco tan único como la Alhambra. 





GRACIAS POR VENIR 

Stm



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjame tus impresiones así sabré que estas ahí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...