miércoles, 9 de diciembre de 2015

RUTA DEL CARES



Admiro a la gente que se siente atraída por la montaña, que le muestra su respeto y que a pesar de la dificultad siempre tiene el deseo de seguir subiendo una cima más.


No estoy acostumbrada a las rutas de montaña aunque he de reconocer que recorrer esta senda ha sido una auténtica experiencia, a pesar de que pasados tres días sigo teniendo agujetas. 




La ruta tiene 12 kilómetros y como dicen los lugareños se tardan 3 horinas. La podemos comenzar desde Caín ( León) hasta Poncebos (Asturias) o al contrario. Si queréis haceros una idea de la ruta comenzarla por Caín hacéis unos tres o cuatro kilómetros hasta llegar al puente de los Martinez y os dais la vuelta. Si por el contrario la queréis hacer en su totalidad, la podéis comenzar según os cuadre mejor. Según algunas indicaciones es mejor por Poncebos ya que es de fácil acceso por carretera. Si vais con niños,lo ideal es hacer solo un recorrido 12km, pero tendríamos que tener alguien que nos recoja en el otro punto, aunque los nuestros aguantaron como campeones.





Me gustaría contaros una breve historia de porque se hizo la ruta. Lo primero que se comenzó a hacer fue el canal, querían llevar las aguas desde Caín hasta Carmameña, para después allí aprovechar en la central eléctrica la caída del agua. Resultó ser una obra de gran dificultad, teniendo en cuenta las condiciones de la época, 1925. Una vez terminada la obra, se dieron cuenta de que no tenían un camino para limpiar el canal, así que otra vez a comenzar otra obra de gran dificultad.La senda ayudaría a los habitantes de Caín a comunicarse comercialmente con Cabrales.


Las obras duraron cinco años y estuvieron llenas de mil y un problemas. Pico, pala y barrena fueron sus única herramientas para construir una senda que actualmente es recorrida por miles de personas al año.

Nosotros la comenzamos por Poncebos, puedes dejar el coche en el poco espacio que hay habilitado para ello, hay un pequeño parking pero es para el teleférico de Bulnes. Hay que ir temprano teniendo en cuenta que es un lugar muy visitado. Si la hacéis en primavera o verano os dará más tiempo a llegar descansar comer algo y volver, nosotros teníamos el tiempo justo para recobrar fuerzas y volver, teniendo en cuenta que se hacía de noche a las 18:15. 

El camino se hace duro al comienzo hay dos kilómetros aproximadamente de pendiente por un caminito de piedras que no es lo malo subir, sino luego bajar. Pasados los dos kilómetros el camino es llano con curvas vertiginosas que no tienes la sensación cuando tú las pasas, tanto como cuando ves a otras personas pasarlas. Detenerse unos instantes a observar el paisaje es un auténtico placer. 

Se puede hacer con niños y siempre hay que llevar comida y agua, así como ropa de abrigo, en la montaña la temperatura puede cambiar notablemente.




















GRACIAS POR VENIR 

Stm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjame tus impresiones así sabré que estas ahí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...